EN ALGÚN LUGAR: VIAJE A VALLADOLID (PARTE 2ª)

Como ya adelantaba en una entrada anterior, el fin de semana pasado tuvimos la oportunidad de visitar Valladolid, ciudad y municipio español situado en el cuadrante noroeste de la Península Ibérica,  capital de la provincia de Valladolid. Al ser un viaje de ocio para disfrutar de los amigos no hubo la oportunidad de un estudio arquitectónico, pero si es cierto que con poco que te muevas por la ciudad se pueden disfrutar cosas como las que presento.

Iglesia de Santa María la Antigua

Iglesia de Santa María la Antigua

De lo primero que pudimos disfrutar fue de la Iglesia de Santa María la Antigua del siglo XI, de la fundación del conde Pedro Ansúrez, señor de Valladolid, con un esbelto campanario de influencia francesa, conocida como La reina de las torres románicas de Castilla, rematada con un tejado apiramidado y un claustro, ambos de principios del siglo XIII. El resto de la estructura y el interior son de estilo gótico.

Apunte de cómo debería ser la catedral acabada

Apunte de cómo debería ser la catedral de Valladolid acabada

La inacabada Catedral de Nuestra Señora de la Asunción fue proyectada por Juan de Herrera con una traza de gran monumentalidad, proporción dupla para dos cuadrados iguales con crucero y torres en cuatro esquinas, pero la escasez de rentas del recién creado obispado vallisoletano, la muerte del arquitecto y de Felipe II, principales promotores de la obra, y la falta de recursos y de interés en su término durante los siglos posteriores, dio lugar a que solamente llegara a construirse casi la mitad de lo ideado por Herrera. Adosados a sus muros, perviven los restos románicos y góticos de la Colegiata, del siglo XIII, a la que sustituyó como iglesia mayor de la ciudad. El retablo principal de la Catedral es obra de Juan de Juni.

Interio de la Catedral de Valladolid

Interio de la Catedral de Valladolid

Una de los lugares que más me gustaron fue el Pasaje Gutiérrez. El Pasaje Gutiérrez es una galería comercial cubierta de la ciudad de Valladolid situado entre las calles Fray Luis de León y Castelar. Este tipo de galerías surgen en París como consecuencia de la revolución industrial del siglo XIX. Fueron concebidos como pasadizos que servían de comunicación entre calles concurridas y destinados a ampliar espacio para el comercio. En España el Pasaje Gutiérrez junto con el Pasaje de Lodares de Albacete y el Pasaje del Ciclón de Zaragoza, son los 3 únicos ejemplos que quedan de este tipo de galerías.

Pasaje Gutiérrez

Pasaje Gutiérrez

El proyecto de Ortiz de Urbina tomó como modelo las galerías comerciales que ya habían aparecido en Francia, Italia y Alemania. Es un ejemplo de la arquitectura beaux-artiana en la que se combinan los órdenes clásicos con las nuevas tecnologías de entonces, como eran la cubierta de hierro y teja de vidrio y la iluminación a gas que se observa en los brazos de los globos de luz, que son originales. En el balconcillo con el reloj situado a la salida hacia la calle Fray Luis de León tocó un cuarteto de cuerda el día de la inauguración del edificio.

Estatua en Pasaje Gutiérrez

Estatua en Pasaje Gutiérrez

Las fachadas exteriores están construidas en ladrillo y presentan antepechos de hierro forjado en los balcones. Las puertas de ingreso son de rejería y llevan la inscripción de las fechas de su construcción y del nombre de la galería: 1885-86 Pasaje Gutiérrez
La galería se desarrolla en dos tramos, enlazados por una rotonda bajo una gran cúpula de cristal, que cobija una escultura que imita el renacentista Mercurio de Juan de Bolonia, como representación del dios del comercio. La rica decoración pictórica y escultórica, con alegorías de las estaciones y el comercio, enmascara la pobreza de los materiales empleados, que ha hecho necesaria la restauración para recuperar su esplendor. Las cubiertas forman un sistema independiente del resto del pasaje. La estructura de los soportes es de madera salvo en la cubierta de la rotonda central. Los techos se adornan con buenas pinturas de Salvador Seijas, representando temas mitológicos y alegóricos, y ornamentación de estucos y motivos vegetales.

Claustro del Monasterio de Santa María de La Santa Espina

Claustro del Monasterio de Santa María de La Santa Espina

Otro lugar que pudimos visitar fue el Monasterio de Santa María de la Santa Espina, a camino entre Urueña y Valladolid. Tuvimos la suerte de encontrarlo abierto y además de disfrutar de una visita guiada que nos explicó mucho mejor qué estábamos visitando. El monasterio de la Santa Espina es un monasterio cisterciense ubicado en el valle del río Bajoz en los Montes Torozos, situado en la localidad de La Santa Espina.  Los monjes cistercienses llegaron al monasterio en el año 1147, enviados desde Claraval por Bernardo de Claraval a petición de la infanta-reina Sancha Raimúndez, hermana de Alfonso VII, confirmando éste último la fundación del Monasterio un año después, en 1148. En 1575 los maestros canteros cántabros Juan de Nates y Juan Ribero de Rada diseñan las nuevas trazas del monasterio mientras que Juan de la Vega actúa como fiador. Nates no termina la obra y le encarga su finalización a Juan de Naveda.

Portada de la iglesia

Portada de la iglesia del Monasterio

En la actualidad, el monasterio pertenece a la Junta de Castilla y León, dedicándose a la formación de capataces agrarios y otros profesionales del sector agrícola.

¡Hasta la próxima amigos! ¡Volveremos! ¡Gracias por todo!

La Gramola: Riverside – In Two Minds

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s