PFC_CONJUNTO RESIDENCIAL Y ADECUACIÓN DE ESPACIO PÚBLICO EN ALMANJÁYAR (4ª PARTE)

PFC_ALBERTO ROA EXPOSITO

PFC_ALBERTO ROA EXPOSITO

Formular una revisión de los criterios de diseño de la vivienda para el siglo XXI implica reflejar, fundamentalmente, la conciencia del cambio social. La composición de los hogares no es uniforme, ni en la vida de un ser humano en particular, ni en el conjunto de la sociedad. Diferentes agrupaciones de convivencia hacen anticuada la concepción de familia nuclear como componente mayoritario y, por ello, la vivienda ha de proyectarse con respuestas de máxima ambigüedad y versatilidad funcional, de manera que pueda cobijar la enorme variedad de modos de vida y permitir una mayor capacidad de transformación. Para construir una definición clara de la vivienda, partimos de la premisa de que una vivienda es un espacio que garantiza el correcto desarrollo de la vida grupal e individual de las personas. Dicho espacio ha de permitir modificaciones y adecuaciones según los cambios de los modos de vida de las personas que lo habitan.

PFC_ALBERTO ROA EXPÓSITO

PFC_ALBERTO ROA EXPÓSITO

Grupos de Convivencia

La definición espacial de la vivienda se constituye como una composición a partir del módulo unidad (10m²), el cual posibilita agrupando 3 módulos la generación de la vivienda básica, entendiéndola como aquella que, además de cumplir con calidades mínimas y suficientes de habitabilidad, permite la evolución y modificación del espacio, el incremento de los habitantes que alberga, la adecuación a los diferentes tipos de ocupación y a los cambios de necesidades y preferencias. Este sistema nos permite obtener diferentes tamaños de vivienda favoreciendo la diversidad de oferta, dando como resultado viviendas de 30m², 60m², 90m² y 120m².

PFC_ALBERTO ROA EXPÓSITO

PFC_ALBERTO ROA EXPÓSITO

Ámbitos, módulo unidad

Propongo que las viviendas potencien la apropiación diferenciada e individualizada de los espacios por parte de quienes los habiten, asegurando siempre los mínimos de habitabilidad. Por ello, no busco definir las piezas con funciones determinadas ni asignarles nombres. Los mínimos de habitabilidad garantizarán la apropiación de los espacios según los usos preestablecidos y aceptados (como salón, cocina, dormitorio,…), sin por ello predeterminarlos en superficie, accesibilidad, ni por una única posibilidad de distribución y uso. Espacial y funcionalmente la vivienda queda definida como un conjunto de ámbitos especializados, no especializados y complementarios, cuyas prestaciones estarán definidas en función de la cantidad y características de habitantes previstos.

Flexibilidad en el espacio

Para el desarrollo del despiece (transformabilidad interna), se busca que la oferta sea lo más variada y flexible posible, capaz de ajustarse a las necesidades reales del usuario en el momento de la compra, y que ésta sea capaz de evolucionar a la vez que los ritmos de vida, incluso desarrollando más de una actividad. Para ello, se proponen 3 criterios de flexibilidad: planta libre, planta móvil y planta de recintos neutros.

PFC_ALBERTO ROA EXPOSITO

PFC_ALBERTO ROA EXPOSITO

Ámbitos especializados: son aquellos que necesitan de infraestructuras e instalaciones específicas para su funciona- miento, como agua y desagüe, y salidas de humo…Son áreas con un carácter funcional determinado (alimentación, ciclo de ropa, actividades higiénicas y evacuación).

Ámbitos no especializados: son aquellos que no necesitan infraestructura o instalaciones diferenciadas, sino que han de cumplir con parámetros de confort adecuados para la habitabilidad; por lo tanto, su función quedará determinada por los usuarios. Son los espacios preparados para la estancia, la actividad y el descanso social e individual, denominados convencionalmente salón o estar, comedor y dormitorio. Se entiende que las condiciones de habitabilidad para estos usos son similares, por ende, se favorece su no predeterminación funcional específica, que suele estar dada por tamaños determinados y singularizados; de esta manera, se permite la apropiación diferenciada por quienes los habiten.

Ámbitos complementarios: funcionan asociados a otros espacios. Hay tres tipos: espacios exteriores propios (galería solar en fachada sur), espacios de guardado y espacios de apoyo (espacio interior para secado de ropa; muros de instalaciones y almacenamiento.

INFOGRAFÍAS: Manuel Rodríguez & Alberto Roa

La Gramola: Ennio Morricone – The Good, the Bad and the Ugly

Anuncios

4 Respuestas a “PFC_CONJUNTO RESIDENCIAL Y ADECUACIÓN DE ESPACIO PÚBLICO EN ALMANJÁYAR (4ª PARTE)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s