PFC_CONJUNTO RESIDENCIAL Y ADECUACIÓN DE ESPACIO PÚBLICO EN ALMANJÁYAR (3ª PARTE)

PFC_ALBERTO ROA EXPÓSITO

PFC_ALBERTO ROA EXPÓSITO

 

La movilidad, y por lo tanto el tiempo como dimensión humana da carácter a nuestra civilización. No es posible proyectar en tiempo estático cuando en la escena de la acción de la realidad, espacio y tiempo son indisolubles. Y la expresión más genuina de la movilidad es la calle, lugar para lo colectivo, figura de las prácticas sociales, espacio de encuentro, de intercambio y de juego. Esa condición de lugar, de actividad intensa, más allá de ser un camino que conduce de un lugar a otro. La esencia del sistema se desarrolla como una asociación lineal de actividades que es soporte de entidades, volúmenes arquitectónicos y funciones colectivas. Por lo tanto, además de vínculos entre células aditivas, es generador de hábitat, produciendo el entorno en el cual las células pueden funcionar. A la condición de movilidad deben asociarse los conceptos de crecimiento y de cambio, para ser capaces de incorporar y reflejar las transformaciones sociales.

Intensificar la densidad, en todas direcciones, por lo tanto reconocer la ciudad como tejido denso y continuo de actividades, es la condición determinante. Los sistemas deben adaptarse a una sociedad en evolución hacia lo universal, las cadenas de relaciones y de circulaciones deben ser continuas, cíclicas y tender hacia el infinito.

PFC_ALBERTO ROA EXPÓSITO

PFC_ALBERTO ROA EXPÓSITO

La expresión física es la “malla”, una red de distintas intensidades, que es soporte de las actividades urbanas. En esta estructura, de alguna manera, es el cruce, ahí donde se produce el intercambio de movilidad, de actividad.  Nos proponemos a recapturar las características simultáneas de la calle tradicional y del tejido de la ciudad existente sobre el concepto de proyecto urbano para encontrar la estructura de la “nueva ciudad” que creo.

Se pretende un programa de alto contenido urbano, que expresa toda la complejidad de la ciudad, vivienda, servicios y equipamiento. Partiendo de una red isótropa de calles cada 20 metros, y una estructura con malla de 9 metros, propongo una estructura continua que se extienda hasta los límites del área vacía. Y es en esa idea de la extensión continua donde radica una de las cuestiones fundamentales: la necesidad de dotar de luz y ventilación a esa alfombra continua de hasta 4 alturas y de un par de plantas enterradas. Partiendo de la retícula homogénea con un sistema de cubiertas a distintas alturas, que permite la entrada de luz y por lo tanto de ventilación hasta el infinito, habiendo convertido el plano de la cubierta en un relieve perforado. Las perforaciones tienen tamaños distintos en las distintas cotas.

PFC_ALBERTO ROA EXPÓSITO

PFC_ALBERTO ROA EXPÓSITO

Los usos se van disponiendo en las distintas cotas en función de su privacidad. Así por ejemplo, en la cota C/Merced Alta, los equipamientos aparecen como una extensión de las calles interiores, donde también aparecen los equipamientos más públicos. Y a medida que las plataformas van subiendo, aparecen los programas más privados, como los talleres o guardería, y al llegar a las distintas cotas de cubierta aparecen las viviendas, en los formatos más variados, lo que permite aprovechar muchos mejor la condición de contacto con el exterior. Las distintas capas de programa son irrigadas por el complejo sistema de circulaciones, por su red de calles horizontales, y por los núcleos verticales de escaleras, ascensores y rampas.

El intercambio y el cruce constituyen la razón principal de un barrio. Y para que sea posible, hay que buscar la mejor disposición física para que los vecinos tanto de Almanjáyar como del proyecto tropiecen y se encuentren fácilmente. Para ello ya no sirve la idea de edificios aislados, y menos su disposición en altura. No es una cuestión de “altura o bajura”, es una cuestión de organización de los programas que garantice el cruce, y su mayor eficacia se produce en una extensión horizontal. Algo así como un sistema organizado por una red de caminos principales y secundarios, que son soporte de la mezcla de los programas y garantía de la movilidad.

PFC_ALBERTO ROA EXPÓSITO

PFC_ALBERTO ROA EXPÓSITO

Ahí detrás, por analogía, intuimos la idea de una ciudad como edificio, y simultáneamente un edificio como ciudad.

A la par de los ensayos de disposición de programa, en la hipótesis de crecimiento, se ha tratado de ensayar con la implantación topográfica del sistema de caminos principales. Así las calles principales, conectadas con núcleos de escaleras y rampas, van reproduciendo el relieve original, con pequeñas rampas de acorde que permiten ligeros desplazamientos del plano horizontal. El proyecto es un organismo que respira, porque a través de los patios, ahora ya organizados sobre una retícula reconocible de dos patios entre caminos principales, es por donde el edificio ventila y se ilumina. Unos patios que permiten comunicaciones cruzadas entre ellos, y por lo tanto, se optimiza la respiración.

INFOGRAFÍAS: Manuel Rodríguez & Alberto Roa

La Gramola: Love of Lesbian – Oniria e insomia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s