En Algún Lugar: La Vía Verde del Aceite (parte 2)

« ¿Sufre más aquél que espera siempre que aquél que nunca esperó a nadie? ».
Importante poeta y político chileno.

Km 0-km11
En la ciudad de Jaén se sitúa el inicio de la Vía Verde. Para encontrar el punto de partida deberemos dirigirnos hacia el oeste de la ciudad, donde se ubica el Polideportivo de las Fuentezuelas. Allí, al final de la Ronda Juez Juan Ruiz, arranca la Vía Verde.

(Comienzo Vía Verde)

Los primeros metros los recorreremos en paralelo al trazado del ferrocarril activo que se dirige hacia Espeluy. A unos 1.500 m de recorrido nos separaremos de la vía activa de Renfe y comenzamos el ascenso hacia Martos, en un trazado en arco que esquiva las fuertes laderas de la Sierra de la Grana, coronadas por el Jabalcuz. En un futuro acceder a la Vía Verde del Aceite será aún más sencillo y seguro. Un carril bici, desarrollado por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y el ayuntamiento de Jaén respectivamente, brindará a los ciclistas un paseo continúo para salir de Jaén y conectar con la Vía Verde. El carril bici, de 3,2 km, discurrirá por las avenidas de Andalucía y Arjona y la Calle Baño de Las Fuentezuelas, uniendo el centro urbano con el área deportiva de Las Fuentezuelas y la Vía Verde.

A unos dos kilómetros del arranque, la vía férrea sucumbió bajo el trazado de la autovía de circunvalación jiennense, pero un cercano paso inferior y unos caminos rurales han servido para dar continuidad al trazado de la Vía Verde que nos lleva a la primera estación de la ruta, Torredelcampo. Pero antes de llegar, en el Km 6,3, tendremos la oportunidad de reponer fuerzas en la fuente existente en el cruce con el camino de Jaén a Torredonjimeno. Este camino es en sí mismo una alternativa de ruta complementaria, ya que articula el itinerario arqueológico de Los Torreones. En esta zona, a derecha e izquierda se van sucediendo los cortijos, los centros de trabajo de estos olivares. Continuamos nuestro suave ascenso, hasta llegar en el Km 8,8 a las ruinas del cargadero-apartadero de Moralduro, donde se traspasaba a los trenes la producción de yesos de una vecina cantera.

(Todo un mar de olivos)

A unos 500 m de Moralduro veremos como las carreteras han seguido agrediendo al trazado ferroviario. En este caso se trata de la Autovía A-316 en Torredelcampo. Para esquivar el asfalto, la Vía Verde se apoya, hacia la derecha, en el camino de servicio de la variante hasta llegar junto a una carretera local. Usaremos, con cuidado, el paso superior de ésta sobre la variante y, girando a la derecha, alcanzamos en breve el seguro y cómodo trazado del ferrocarril, que nos conduce rápidamente a la estación. En un futuro una flamante pasarela evitará tal rodeo, permitiendo a los usuarios de la Vía Verde cruzar la autovía de forma directa y segura. .

(Vista Vía Verde)

Fuente: Viasverdes.com

La Gramola: Chris Rea – The road to hell

Anuncios

Una respuesta a “En Algún Lugar: La Vía Verde del Aceite (parte 2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s